dissabte, 11 de febrer de 2012

VOLS COMPARTIR UNA CITA O POESIA D'AMOR?










  (Fes click açí)
PER QUÈ CELEBREM SAN VALENTÍN EL DIA 14 DE FEBRER?





De moment, podem començar compartint aquest poema de Mario Benedetti:


Enamorarse y no

Cuando uno se enamora las cuadrillas
del tiempo hacen escala en el olvido,
la desdicha se llena de milagros,
el miedo se convierte en osadía,
y la muerte no sale de su cueva.

Enamorarse es un presagio gratis,
una ventana abierta al árbol nuevo,
una proeza de los sentimientos,
una bonanza casi insoportable,
y un ejercicio contra el infortunio.

Por el contrario desenamorarse
es ver el cuerpo como es y no
como la otra mirada lo inventaba,
es regresar más pobre al viejo enigma
y dar con la tristeza en el espejo.
Mario Benedetti


Puedes escribir tus poesías preferidas  desde un correo de gmail .También puedes leer al final de la entrada  y  en  la palabra comentarios, las que  se han  ido enviando.Hay varios de la profesora de castellano, Pilar Vicente tan bonitos como el siguiente:



Si el hombre pudiera decir lo que ama,
si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo
como una nube en la luz;
si como muros que se derrumban,
para saludar la verdad erguida en medio,
pudiera derrumbar su cuerpo,
dejando sólo la verdad de su amor,
la verdad de sí mismo,
que no se llama gloria, fortuna o ambición,
sino amor o deseo,
yo sería aquel que imaginaba;
aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
proclama ante los hombres la verdad ignorada,
la verdad de su amor verdadero.

Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina
por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
como leños perdidos que el mar anega o levanta
libremente, con la libertad del amor,
la única libertad que me exalta,
la única libertad por que muero.

Tú justificas mi existencia:
si no te conozco, no he vivido;
si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.

Luis Cernuda


*****

 Hay  un poema de Bécquer enviado por Inma Sempere alumna d e 3º de ESO(para leerlo debes entrar en comentarios)
*****
La profesora de griego, Inma Arriero ,también nos envía unos poemas preciosos y ¡ en ese idioma!.



 Ο μν ππήων στρότον οδ πέσδων
Ο δ νάων φασ’ π γν μέλαιναν
μμεναι κάλλιστον, γω δ κν’
ττω τις ραται.
Un tropel de jinetes dicen unos
 Un batallón de infantes dicen otros,
Y otros, que de navíos una flota
Es lo más bello sobre la negra tierra:
Yo, en cambio, afirmo que es
El ser a quien una ama.

 Safo: poetisa griega que vivió en Lesbos entre los siglos VII-VI a. C. Este fragmento de su poema conocido como “Lo que una ama” comienza con una Priamela: es decir, una expresión de varias afirmaciones negadas al final por una afirmación principal que las anula o se opone a ellas. Con este recurso, Safo consigue expresar con fuerza su propio ideal frente a un canon de valores establecidos.



 στερας εσαθρες, στρ μός· εθε γενοίμην ορανός,
ς πολλος μμασιν ες σ βλέπω
Contemplas las estrellas, astro mío;ojalá
           yo fuera el firmamento,
   Para mirarte con ojos infinitos


 Platón: Ya veis, los filósofos también tienen su corazoncito.


 ρως νίκατε μάχαν,
ρως, ς ν κτήμασι πίπτεις,
ς ν μαλακας παρειας
νεάνιδος ννυχεύεις,
φοιτς δ’ περπόντιος ν τ’
γρονόμοις αλας·
καί σ’οτ’ θανάτων
φύξιμος οδες οθ’
μερίων π’ νθρώπων,
δ’ χων μέμηνεν.
Amor invencible en la batalla,
Amor que sobre las bestias te arrojas,  
     que en las tiernas mejillas
   de una doncellas te acuestas:
      tú recorres el mar
 y las majadas del campo;
   a ti ningún inmortal te esquiva
      ni hombre efímero alguno:
¡loco se vuelve quien te posee!


 Sófocles: Poeta trágico griego del s. V a. C. En estos versos, extraídos de su tragedia Antígona, el Coro reflexiona sobre el poder del Amor.


12 comentaris:

  1. Van algunos de mis favoritas:


    Me basta así

    Si yo fuera Dios
    y tuviese el secreto,
    haría
    un ser exacto a ti;
    lo probaría
    (a la manera de los panaderos
    cuando prueban el pan, es decir:
    con la boca),
    y si ese sabor fuese
    igual al tuyo, o sea
    tu mismo olor, y tu manera
    de sonreír,
    y de guardar silencio,
    y de estrechar mi mano estrictamente,
    y de besarnos sin hacernos daño
    -de esto sí estoy seguro: pongo
    tanta atención cuando te beso;
    entonces,
    si yo fuese Dios,
    podría repetirte y repetirte,
    siempre la misma y siempre diferente,
    sin cansarme jamás del juego idéntico,
    sin desdeñar tampoco la que fuiste
    por la que ibas a ser dentro de nada;
    ya no sé si me explico, pero quiero
    aclarar que si yo fuese
    Dios, haría
    lo posible por ser YO MISMO
    para quererte tal como te quiero,
    para aguardar con calma
    a que te crees tú misma cada día,
    a que sorprendas todas las mañanas
    la luz recién nacida con tu propia
    luz, y corras
    la cortina impalpable que separa
    el sueño de la vida,
    resucitándome con tu palabra,
    Lázaro alegre,
    yo,
    mojado todavía
    de sombras y pereza,
    sorprendido y absorto
    en la contemplación de todo aquello
    que, en unión de mí mismo,
    recuperas y salvas, mueves, dejas
    abandonado cuando -luego- callas...
    Escucho tu silencio.
    Oigo
    constelaciones: existes.
    Creo en ti.
    Eres.
    Me basta.

    Ángel González


    PARA VICENTE

    CON UNA NOTA: NO SE TRATA DE ENTENDER SINO DE DEJARSE LLEVAR, SENTIR LA POESÍA. TKM.

    ResponElimina
  2. Y OTRO:

    Se querían.
    Sufrían por la luz, labios azules en la madrugada,
    labios saliendo de la noche dura,
    labios partidos, sangre, ¿sangre dónde?
    Se querían en un lecho navío, mitad noche, mitad luz.
    Se querían como las flores a las espinas hondas,
    a esa amorosa gema del amarillo nuevo,
    cuando los rostros giran melancólicamente,
    gira lunas que brillan recibiendo aquel beso.
    Se querían de noche, cuando los perros hondos
    laten bajo la tierra y los valles se estiran
    como lomos arcaicos que se sienten repasados:
    caricia, seda, mano, luna que llega y toca.
    Se querían de amor entre la madrugada,
    entre las duras piedras cerradas de la noche,
    duras como los cuerpos helados por las horas,
    duras como los besos de diente a diente solo.
    Se querían de día, playa que va creciendo,
    ondas que por los pies acarician los muslos,
    cuerpos que se levantan de la tierra y flotando...
    se querían de día, sobre el mar, bajo el cielo.
    Mediodía perfecto, se querían tan íntimos,
    mar altísimo y joven, intimidad extensa,
    soledad de lo vivo, horizontes remotos
    ligados como cuerpos en soledad cantando.
    Amando. Se querían como la luna lucida,
    como ese mar redondo que se aplica a ese rostro,
    dulce eclipse de agua, mejilla oscurecida,
    donde los peces rojos van y vienen sin música.
    Día, noche, ponientes, madrugadas, espacios,
    ondas nuevas, antiguas, fugitivas, perpetuas,
    mar o tierra, navío, lecho, pluma, cristal,
    metal, música, labio, silencio, vegetal,
    mundo, quietud, su forma. Se querían, sabedlo.

    Vicente Aleixandre

    ResponElimina
  3. Muchas gracias, Pilar por compartir tus poesías y hacer que todos podamos disfrutar de su lectura.

    ResponElimina
  4. AMOR ETERNO:

    Podrá nublarse el sol eternamente;
    podrá secarse en un instante el mar;
    podrá romperse el eje de la tierra
    como un débil cristal.

    ¡Todo sucederá! Podrá la muerte
    cubrirme con su fúnebre crespón;
    pero jamás en mí podrá apagarse
    la llama de tu amor.

    Gustavo Adolfo Bécquer

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas gracias, Inma, por compartir una poesía tan bonita del gran autor y precursor de la poesía contemporánea.

      Elimina
  5. Preciosas rimas en las que volvemos a ver el tópico del AMOR POST MORTEM (Amor más allá de la muerte), que también recoge el famoso soneto de Quevedo "Amor constante más allá de la muerte":
    Cerrar podrá mis ojos la postrera
    sombra que me llevare el blanco día,
    y podrá desatar esta alma mía
    hora a su afán ansioso lisonjera;

    mas no, de esotra parte en la ribera,
    dejará la memoria en donde ardía:
    nadar sabe mi llama la agua fría
    y perder el respeto a ley severa.

    Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
    venas que humor a tanto fuego han dado,
    medulas que han gloriosamente ardido,

    su cuerpo dejará, no su cuidado,
    serán ceniza, más tendrá sentido,
    polvo serán, mas polvo enamorado.

    ResponElimina
  6. Respostes
    1. Impresionante,Pilar, el autor la escribió aproximádamente hace unos 400 años y sigue de actualidad.

      Elimina
  7. ¡Qué alegría encontrar estos hermosos versos de filósofos y poetas clásicos que también saben de amor! Es un tema universal. ¡¡¡Hablamos de hace 2.500 años!!! Bella e inmortal Safo de Lesbos... No pueden faltar sus versos femeninos cuando del amor tratamos. ¡¡¡Muchas gracias, Inma, por compartir estos poemas, además en el griego original, y hacernos disfrutar de ellos!!!

    ResponElimina
  8. Bueno, pues el poema de Luis Cernuda se lo dedico a aquel chico que justificaba y sigue justificando mi existencia. Gracias, Rosa.

    ResponElimina
  9. I
    Con profundo sentimiento
    Mi amor dice lo que siente
    Hoy yo me siento contento
    Así tú no estés presente
    II
    También te voy a contar
    Los sentimientos que me invaden
    Son muchos y no salen
    Te lo juro voy a estallar
    III
    Hoy me resisto a comprender
    Lo maravilloso del amor
    Que a veces duele
    Pero es mejor
    Que sufrir de envidia y dolor
    IV
    Hoy te voy a regalar
    En mis sencilla prosa
    Y de una manera especial
    Mi amor sobre todas las cosas.
    V
    Hoy si puedo resistir
    El aroma de tus besos
    Antes me quería morir
    Y ahora aquí estoy confeso.
    VI
    Amor como el que me das
    Llena los vacíos de mi alma
    Y mi corazón te reclama
    Pues sediento de tus caricias esta.
    Esto es para ti mi cosita rica…
    Luís Bello

    ResponElimina
  10. Estupendas las traducciones de los poemas griegos. ¿Son de la propia profesora o las ha tomado de algún libro? Me gustaría saber el nombre del traductor.

    ResponElimina